Que ver en el Delta del Mekhong en Vietnam | Siamtrails
 
Siamtrails

Que ver en el delta del Mekong en Vietnam

  

El delta del Mekong es una visita ineludible para todos aquellos que quieren conocer de cerca la vida y la cultura del pueblo vietnamita. Situada en el sur del país, esta zona se caracteriza por ser un territorio difuso a medio camino entre el agua y la tierra firme. Sin lugar a dudas, la visita al delta dejará una huella indeleble en vuestros corazones, ya que no podréis dejar de admirar la capacidad de sus gentes, para afrontar con gran valentía e inteligencia los retos de la vida diaria en un entorno tan complejo.

Delta del Mekong en Vietnam

A tan solo dos horas de Ho Chi Minh, el delta del Mekong, en su zona vietnamita, lo conforman doce provincias del sur de Vietnam. Se trata de una zona pantanosa de gran valor ecológico, que ha sido creada por los sedimentos del Mekong y sus tributarios, a lo largo de miles de años. Su paisaje está compuesto por llanuras semi inundadas en el sur y unas pocas colinas en el norte. Los habitantes son predominantemente de etnia viet, aunque aquí también se encuentra la mayor población de origen jemer fuera de Camboya. La región es eminentemente agrícola y en ella se cultiva el cuarenta y siete por ciento del cereal del país, en su mayor parte arroz. La vida de los habitantes del delta discurre entre palafitos, canales y una vegetación desbordada, en un entorno natural privilegiado, al cual han sabido adaptarse para proveerse de todo lo necesario para vivir.

Cuándo ir al delta del Mekhong

Al  delta del Mekhong se puede ir todo el año, porque el tiempo siempre es favorable, aunque la mejor época más favorable es en verano, de junio a agosto, cuando la vegetación se encuentra en pleno apogeo, todo está muy verde y exuberante y se cosechan productos de la zona como las frutas exóticas.

Qué visitas hacer en el delta Mekong

Ben Tre

La zona de Ben Tre es conocida como “la tierra de los cocoteros”, debido a su característico paisaje de palmeras y arrozales. Y es sin duda una de las cosas que hay que ver en el  delta del Mekong. Si queremos entrar en contacto con el delta y sus habitantes, lo más sencillo es tomar una embarcación en la localidad de Ben Tre, para adentrarse en la intrincada red de estrechos canales, que los lugareños utilizan como vía de comunicación y acceso a los campos de cultivo. Durante el paseo, nos daremos cuenta de las dificultades que plantea vivir en un medio tan complejo como el delta, siempre a medio camino entre la tierra y el agua.

Localidad de Ben Tre en el Delta del Mekong

Qué hacer en Ben Tre

En la zona de Ben Tre se encuentran sitios turísticos como la isla de la Tortuga, donde se pueden probar los famosos caramelos de coco, un producto artesano elaborado desde hace generaciones y la isla del Fénix, un lugar especialmente adecuado para descansar y relajarse. Una visita muy recomendable son los huertos locales, ya que el benigno clima y la fértil tierra del delta favorecen el cultivo de árboles frutales y flores. Son especialmente famosos los huertos de Cai Mon y Vihn long, en el corazón del delta, donde se puede pasear y degustar frutas exóticas como el mangostán, el robustán, el logan, etc. Por otra parte, no podemos dejar de venir a Ben Tre y dar un paseo en Xe Loi, una especie de simpático carrito de dos ruedas tirado por moto, típico de la zona del delta, y habitual método de transporte en las poblaciones de la zona. Si lo que queremos es probar la experiencia de navegar por nosotros mismos a través del delta, también podemos optar por una embarcación de remos y perdernos por la tupida red de canales de la zona.

Paseo en barca por los canales del delta del mekong

Can Tho

Con una población estimada de un millón doscientos mil habitantes, la capital del delta, Can Tho, supone el contrapunto urbano a la espectacular naturaleza de la zona y un lugar de obligada visita en el Delta del mekong. Conocida entre los vietnamitas como la “despensa de arroz”, Can Tho es la quinta ciudad del país y centro neurálgico del comercio nacional de cereales. La ciudad ha experimentado un auge económico en los últimos tiempos y aspira a convertirse en el principal motor de desarrollo de la zona. Símbolo de este progreso, su moderno puente sobre el río Hau se ha convertido, desde su finalización en 2012, en el icono por antonomasia de la ciudad. Se trata de un puente atirantado, de quince kilómetros de longitud, ciento setenta metros de altura y veintiséis metros de anchura, que constituye todo un prodigio de ingeniería.

Qué ver en Can Tho

El embarcadero de Ninh Kieu

Una forma muy cómoda de hacernos visualmente con el territorio urbano de Can Tho es navegar por la gran cantidad de canales que atraviesan la ciudad. Hay muchas opciones, desde barcos grandes a pequeñas embarcaciones de remos, que suelen salir del famoso embarcadero de Ninh Kieu. Con un área aproximada de siete mil metros cuadrados, el embarcadero fue ideado y construido en el siglo XIX durante la colonia francesa, convirtiéndose, con el paso del tiempo, en el importante Muelle de Comercio. Ninh Kieu ha sido capaz de sobrevivir a la independencia de la colonia y a la Guerra de Vietnam, jugando un papel fundamental en el desarrollo económico de la zona del delta, y de la propia Can Tho. Una estatua de Ho Chi Minh de trece toneladas y hecha en bronce preside el parque del embarcadero, en conmemoración del querido mandatario vietnamita. Si acudís a mediados de Diciembre, podréis visitar el mercado de la flores que se instala aquí en esas fechas.

El mercado flotante de Cairang

Es uno de los mercados flotantes más populares de Vietnam y , por tanto, un lugar que debes ver obligatotriamente en tu periplo por el delta del Mekong. Hay que madrugar, porque abre de cinco a once de la mañana. Se caracteriza por una gran actividad comercial, ya que acuden multitud de embarcaciones de los alrededores, con todo tipo de mercancías, especialmente vegetales, arroz, frutas, etc. Una de las cosas que más llama la atención es que los vendedores se agrupan por gremios y cuelgan de una gran pértiga el producto en el que se especializan, a modo de “escaparate”. El mercado tiene proyección internacional, ya que acuden grandes embarcaciones a motor, a comprar mercancías a los productores locales, para vender en sitios distantes como Camboya. Muchas de las personas que veremos trabajan y viven en el barco, bajando en raras ocasiones a tierra. Esto es muy habitual en el delta, ya que la falta de otros medios de comunicación llevó a los habitantes a utilizar los ríos y canales para desplazarse y comerciar sus productos, lo que hace que pasen la mayor parte de su vida en el agua.

Mercado de Cai Rang en el delta del Mekong

El mercado antiguo de Can Tho

Cerca del embarcadero de Ninh Kieu se encuentra el antiguo mercado de Can Tho, compuesto de varios edificios situados a lo largo del canal Cai Khe. El edificio principal os sorprenderá por la mezcla abigarrada de colores y olores. Enfrente se sitúa el mercado de textil y detrás la zona de complementos, donde venden bolsos, cinturones y joyería variada. Este es el mercado central de la ciudad, ya que aquí acuden los productores locales y los vendedores al por mayor de toda la región, a realizar todo tipo de transacciones comerciales. No debemos dejar pasar la ocasión de visitar los jardines adyacentes, de gran belleza, o darnos un paseo por los canales aledaños, el Cai Khe y Xang Canal. El Mercado se ve especialmente bonito durante la noche, con la iluminación nocturna.

La casa Bin Thuy

Una visita ideal para comprender la historia de la zona. Se encuentra a cinco kilómetros del centro de Can Tho y es famosa por ser la casa de la novela “El amante”, de Marguerite Duras. La construcción de la casa fue iniciada en 1870 por la familia Duong, establecida en Can Tho desde finales del XVIII, con el fin de honrar a sus ancestros, al modo de las casas de mercaderes de Hué. Hasta dos generaciones tardaron en ver la casa finalizada, en 1911. De inspiración francesa y china, el edificio presenta características de la construcción en la zona del delta de principios del XX, que permiten comprobar de primera mano cómo vivía la clase alta de la zona. Su ubicación se encuentra a un metro por encima del nivel de tierra, separada por una cámara de aire en la que se dispusieron diez centímetros de sal, para evitar las termitas y favorecer el aislamiento de la casa. Con jardines en el frente y en la zona posterior, la casa dispone de abundante aire fresco y una inmejorable ubicación al sol. El conjunto, de unos seis mil metros cuadrados, está formado por la zona residencial y los jardines, entre los que destaca el famoso y bellísimo jardín de orquídeas. Hoy en día, la casa está regentada por la sexta generación, que dedica una tercera parte del edificio a vivienda y el resto se puede visitar.

La casa de Binh Tuy en el delta del Mekong

Los huertos de frutales

La zona de Can Tho es famosa también por sus jardines de frutas. Uno de los más conocidos es el Huerto-jardín de Ba Cong, situado a lo largo del canal Long Ong, en la antigua villa de Long Tuyen. A seis kilómetros del centro de Can Tho y muy cerca de la casa Bin Thuy, este enorme huerto de más de dos hectáreas provee de mercancía a los vendedores de frutas al por mayor de la zona. Desde 2005, el dueño ha mejorado las instalaciones y se ha decantado por permitir las visitas dentro del marco del ecoturismo. Una delicia para todos aquellos que gusten de las frutas exóticas.

Qué ver en los alrededores de My Tho

La Pagoda Vinh Trang

En la ciudad de My Tho, a medio camino de vuelta a Ho Chi Minh, se encuentra la Pagoda Vinh Trang, erigida por el matrimonio Bui Cong Dat, a principios del XIX y dedicada al culto budista desde 1849. Compuesta por cinco edificios, la pagoda se sitúa junto a un canal y un bosque de árboles frutales. En la zona norte del recinto se encuentra un jardín de estilo chino, con grandes bonsáis y un estanque lleno de peces, que conduce al templo principal.  Fiel reflejo del sincretismo religioso en Vietnam, el templo es una mezcla de estilos provenientes de las arquitecturas china, vietnamita y camboyana, con arcos, rejas y azulejos japoneses, caligrafías y bajorrelieves chinos y figuras de lotos, habituales en el arte vietnamita, sobre un fondo de color ocre, de indudable origen jemer. Tanto en el interior como en el exterior, abundan las estatuas de buda. A pesar de haber sido casi arrasada por una tormenta a principios del siglo XX, la pagoda ha sido restaurada con gran mimo, para lo que acudieron, entre otros, artesanos de la ciudad imperial de Hué. Se trata de un sitio donde prima el silencio e invita a la contemplación y a la meditación.

Pagoda Vinh Trang en el delta del Mekong

Como habréis comprobado, el delta del Mekong es un sitio donde las fronteras entre el agua y la tierra se difuminan. Sin embargo, sus habitantes han sabido sacar partido de este entorno tan complicado y lo han convertido en un lugar privilegiado para la agricultura y el comercio. Zona de grandes arrozales y de mimados huertos de frutas, de islas, canales y ríos, el delta es un mundo que surge milagrosamente sobre el barro y el agua. Un lugar distinto a todo lo que conocemos y que, a buen seguro, nos deparará grandes sorpresas.

Si necesitáis saber más sobre temas de Vietnam, os recomendamos nuestra “Guía para tu Viaje a Vietnam” . Os ayudará mucho a planificar  bien vuestro viaje a Vietnam.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*