La gastronomía de Vietnam y sus ingredientes | Siamtrails
 
Siamtrails

La gastronomía de Vietnam

  

Las características más llamativas de la gastronomía de Vietnam son la multiplicidad de influencias que aúna su cocina, su enorme variedad de  riquísimos platos y su amplia tradición. Sin duda, una de las mejores formas de entender la cultura de Vietnam es conocer de cerca su gastronomía, verdadero reflejo del carácter y la forma de entender la vida de este singular pueblo del sudeste asiático.

Gastronomia vietnamita

Vietnam se está convirtiendo en un país turístico muy importante, pero también en un destino culinario por excelencia. Numerosos chefs en todo el mundo están reconociendo la calidad de la gastronomía de Vietnam y algunos de los platos más conocidos de la cocina vietnamita comienzan a ser frecuentes en los menús internacionales.

La gastronomía de Vietnam y sus peculiaridades

A pesar de que el país presenta amplias diferencias gastronómicas entre su zona norte, centro y sur, es posible hablar de una comida tipo en Vietnam. Ésta suele constar de un plato de pescado, carne o marisco, un salteado de vegetales, una sopa de tubérculos o de vegetales y, como no, el arroz, presente en la cocina de todo el sudeste asiático. El arroz es tan importante en la cultura de Vietnam que, al contrario que en muchos países occidentales, no se considera un mero acompañamiento. Por el contrario, casi se podría decir que son el resto de platos los que asumirían esa función acompañante. Otra importante diferencia con occidente es que, en Vietnam, no se sirve primer, segundo y tercer plato, sino que todos los platos se sitúan sobre la mesa y los comensales se van sirviendo a su gusto. Y, si queréis ir por la norma tradicional vietnamita, la forma de sentarse a comer es sentados en el suelo, sobre un tipo de esteras preparadas al efecto.

Zonas gastronómicas de Vietnam

En Vietnam, el contexto geográfico es muy importante a la hora de entender la gastronomía del país, ya que las formas y modos de su cocina varían en virtud del sitio en que nos hallemos. El país se caracteriza por su abundancia de montañas y ríos, así como por poseer una gran línea de costa, lo que favorece la abundancia de pescado y marisco y explica su predominancia en la cocina vietnamita. El clima del norte favorece el consumo de cocidos de puchero, que requieren largas horas de cocción en los fogones caseros y sirven para combatir los posibles rigores del invierno. Se trata, esta gastronomía norteña, de un tipo de cocina más ruda y sencilla que la de otras partes del país, pero no por ello menos sabrosa. Por su parte, el clima más benigno del sur favorece la abundancia de vegetales y frutas, lo que contribuye a crear una cocina más suave, en la que predominan los asados y las comidas poco cocinadas, sino crudas. En el sur también se da una predilección por el picante, aunque nunca en exceso, por la proximidad con Camboya y el golfo de Tailandia. A pesar de todas las diferencias regionales, es posible establecer una línea de continuidad gastronómica a lo largo del país, que se refleja en la búsqueda de equilibrio entre los sabores ácidos, dulces, picantes y amargos, una fuerte presencia de pescado y de hierbas aromáticas. La evidente preocupación por conseguir la armonía entre los diferentes sabores e ingredientes que conforman un plato, ha conferido a la gastronomía de Vietnam un especial refinamiento. Este esfuerzo ha sido especialmente notable en el centro del país, lugar donde el cruce de influencias entre el norte y el sur ha dado sus mejores frutos y cuya cocina se caracteriza por haber logrado ese buscado equilibrio entre sofisticación y delicadeza a la hora de preparar y presentar los platos. No es de extrañar, ya que en el centro del país fue el lugar donde habitó el pueblo nativo anamés, creador de un imperio que dominó el centro del país y cuya clase alta puso especial empeño en la creación de una gastronomía refinada, digna de la nobleza.

Platos típicos de la gastronomia de vietnam

Historia de la gastronomía vietnamita

El contexto histórico ayuda a desentrañar otras características no menos importantes, que a priori pudiéramos no entender o nos pudieran pasar desapercibidas, y que solo hallan explicación desde diferentes momentos históricos del país, en los que Vietnam ha recibido la influencia de otras culturas. En el norte, por ejemplo, la influencia mayor ha sido la de la gastronomía de China, de donde provienen el Wok, los palillos y la técnica de freír los alimentos en abundante aceite caliente. La influencia de la época colonial francesa, especialmente marcada en el sur, es evidente en la presencia de determinados vegetales habituales en occidente como la alcachofa, los espárragos y las patatas, el uso del vino y la mantequilla en determinadas formas de cocción y preparación de los alimentos o el consumo de pan. La influencia de la cocina india, que llegó vía Camboya y el imperio Jemer, explica el uso del picante, especialmente, en el sur del país, que se encuentra también en la zona de influencia de la gastronomía tailandesa. Por otro parte, no se debe olvidar la impronta dejada en la gastronomía de Vietnam por Estados Unidos tras los años de la guerra de vietnam, ni el intercambio gastronómico con todas las culturas que pudieron arribar a Vietnam a través del mar. Todas estas influencias que os hemos detallado han transformado a Vietnam no solo en un paraíso culinario, sino en un verdadero crisol gastronómico en el que podréis disfrutar de deliciosos platos

Ingredientes de la cocina vietnamita

La característica esencial de la cocina vietnamita es el predominio de los alimentos frescos y el consumo de productos propios de la zona. El arroz es la base de la alimentación, al igual que ocurre en otros países del sudeste asiático. Las salsas de pescado y de soja son indispensables y el uso de hierbas y especias contribuyen a darle a la cocina vietnamita ese toque exótico que tanto la caracteriza, especialmente la hierba limón. Los productos frescos de la huerta como cebollas y zanahorias y las legumbres también son una parte muy importante de una alimentación en la que abundan los brotes de bambú y de soja y las setas tipo shiitake. Por esta razón y el abundante uso del tofu y el seitán, considerados por muchos como el sustituto de la carne, Vietnam es un país donde los vegetarianos siempre encuentran un delicioso plato a su gusto. La cocina vietnamita se considera una de las más saludables, ya que hace el uso menor posible de aceite, utiliza mucho el vapor para la cocción y trata de reducir al máximo el consumo de carne (cerdo, ternera, cabra), privilegiando el consumo de pescados y mariscos como las gambas, muy abundantes en las costas del país. Aunque… los vietnamitas también tienen sus “debilidades”, ya que la gastronomía de Vietnam demuestra que sienten especial predilección por el dulce. El azúcar es condimento estrella de una cocina que se caracteriza por tener todos los sabores (amargo, dulce, salado, picante) y los dulces se consumen sin complejos. A los vietnamitas les encanta el azúcar de caña, que mezclan con leche de coco y diferentes tipos de alubias, entre otros ingredientes, para preparar ricos postres y bebidas.

Platos de la gastromia vietnamita

Platos vietnamitas extraños para el gusto occidental

Entramos aquí en un terreno delicado, ya que algunos platos o ingredientes de la gastronomía de Vietnam muestran un fuerte acerbo cultural y, en algunos casos, no son muy bien comprendidos por todos los públicos. Nos referimos, como no, a platos exóticos que emplean carnes de animales como perros, serpientes, ranas, tortugas o ratas, etc., o a la “delicatessen” conocida como balut: un huevo de pato hervido, que contiene un embrión ya formado y se come salpimentado al gusto. A poco que paseéis por los mercados y por determinados puestos de comida en la calle, podréis ver algunos de estos “manjares” expuestos. Debemos ser prudentes, se trata de costumbres gastronómicas fuertemente enraizadas en la cultura del país y no deberíamos juzgarlas a la ligera. Pensemos que, nosotros, en nuestros propios países tenemos comidas que pueden resultar extrañas o desagradables a paladares foráneos. Es el caso de los platos que utilizan carne de conejo, por ejemplo, en España. Para a un estadounidense, o un inglés, esta experiencia es lo más parecido a comerse a “Bugs Bunny”, es decir, una querida mascota. Incluso en la alta cocina francesa, el espejo en el que se ha mirado la cocina internacional desde hace décadas, se consideran una exquisitez los caracoles, un tipo de plato que a muchos les puede resultar desagradable, o determinados productos de casquería no aptos para todos los estómagos. En fin, que como se dice habitualmente, “para gustos hay colores” y lo fascinante de conocer otros países es darnos cuenta de la inmensa variedad de culturas que existen a lo largo y ancho del planeta y que esa experiencia nos sirva para crecer como ciudadanos del mundo.

Como os habréis dado cuenta, la palabra que mejor define la gastronomía de Vietnam es “versatilidad”. La comida vietnamita posee una gran capacidad para adaptarse a todos los paladares y será difícil que no encontréis comida a vuestro gusto. Tanto si sois vegetarianos estrictos o, simplemente, sentís preferencia por las comidas ligeras tipo ensaladas, si queréis explorar nuevos mundos culinarios, o simplemente queréis hacer un tipo de comida similar a la de vuestros países de origen, Vietnam os va a sorprender por la amplia variedad de platos que encajarán en vuestras preferencias.

Si queréis más información sobre este tema u otros que os puedan interesar sobre Vietnam, podéis consultar nuestra “Guía para organizar vuestro viaje a Vietnam”, y si tenéis alguna duda, no dudéis en dejarnos vuestros comentarios.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*