La capital de Vietnam: Hanoi | Siamtrails
 
Siamtrails

La capital de Vietnam: Hanoi

La capital de Vietnam, Hanoi, es una de las ciudades del sudeste asiático más fascinantes. Si vais a viajar a Vietnam no podéis dejar escapar la ocasión de conocer esta fascinante metrópoli de siete millones de habitantes, que se caracteriza por su compromiso entre tradición y la modernidad. Hanoi es mucho más que un mero lugar de paso desde el que organizar vuestras visitas a Vietnam, es una urbe con personalidad propia y una de las grandes capitales del mundo.

la capital de Vietnam

Estratégicamente situada en el norte de Vietnam, Hanoi ha sido conocida desde antaño como uno de los grandes “centros comerciales” del sudeste asiático. Sede de la capital del país, ha sido testigo de grandes eventos históricos que han marcado su destino a lo largo de los siglos. Su frenética actividad la ha llevado a ser conocida entre los vietnamitas por el sobrenombre de “caos organizado”. Castiza y moderna, Hanoi ha sabido integrar el pasado y el presente para crear una urbe dinámica, a medio camino entre oriente y occidente, pero salvaguardando lo mejor de la tradición. Sin lugar a dudas, la capital de Vietnam es uno de los lugares más especiales y únicos del país, donde podréis acercaros a la idiosincrasia del pueblo vietnamita y su capacidad para adaptarse a cualquier momento histórico.

Cuándo venir a Hanoi

Cualquier época del año es buena para visitar Hanoi. Situada en el norte, la capital de Vietnam se encuentra situada hacia el interior, con lo cual no se ve tan afectada por la humedad de la costa. Las temperaturas varían entre los 38ºC del verano y los 7ºC del invierno. No estamos hablando de temperaturas extremas, así que, con un poco de previsión (una chaqueta para los días más fríos, por ejemplo), la ciudad se puede visitar todo el año. Para nosotros, la época de junio a septiembre es especialmente buena, ya que la vegetación está en su apogeo, todo verde y exuberante, tendréis buen tiempo y los chaparrones ocasionales, propios de la época de lluvias, ayudarán a refrescar el ambiente. A continuación puedes leer más información sobre el tiempo en Hanoi

Fundación de la Capital de Vietnam

El rey Ly Thay To, uno de los más queridos de Vietnam, ordenó en el año 1010 el traslado de la capital desde Hoa Lua, en la provincia de Quang Ninh, a la zona del actual Hanoi. La intención del rey, con una gran implicación hacia sus súbditos, era ofrecer a su pueblo los mejores terrenos posibles para asentarse. Tras mucho buscar, eligió las fértiles tierras del delta del río rojo. Alejadas de problemas de inundaciones en una zona alta y con buena luz, le parecieron al rey la más acertadas para dar cobijo a su ciudad soñada. Esta fundación tuvo un componente mítico y mitológico, ya que Ly Tho se decidió por el sitio tras ver ascender del lecho del río a un dragón de oro, un buen presagio para asentar aquí su “capital eterna”, Thang Long (dragón en vuelo ascendente), la actual Hanoi. Más de un milenio después del traslado de la capital muchas cosas han cambiado, pero el desarrollo de Hanoi parece haber dado la razón al monarca. A pesar de los contratiempos históricos, Hanoi se ha convertido en una pujante metrópoli de más de siete millones de habitantes y sigue siendo aquella “capital eterna” imaginada por Ly Thai Tho. Situada en la ribera del río Rojo, la ciudad se contempla a sí misma en el curso de las aguas mientras deja que el tiempo pase, sabedora de que posee ese aura de madurez que caracteriza a las grandes ciudades. Aquellas que han sabido afrontar los avatares del destino y renacer de sus cenizas para enfrentar el futuro con la sabiduría de la experiencia.

Las partes de la ciudad

Desde los barrios más populares hasta las zonas más exclusivas y modernas, pasando por las zonas monumentales y los grandes parques y lagos, todos ellos crean el enorme conglomerado que es la capital de Vietnam: Hanoi. La ciudad se vería incompleta si le quitásemos alguno de sus elementos, quizás ahí radica la magia y el misterio de Hanoi, que ha sabido incorporar y hacer partícipe a todas y cada una de las diferentes zonas que la conforman, sin rechazar ninguna de ellas.

El casco antiguo de Hanoi

Es la esencia de Hanoi, su parte más castiza. Un lugar singular que desde siempre ha sido fuente de inspiración para los artistas. Tiene forma triangular y se encuentra dividido a la manera de un gigantesco tablero de ajedrez. Conocido como el barrio de las treinta y seis calles, este enorme “centro comercial” de origen medieval aún conserva el aura de los gremios en sus calles especializadas en la venta de determinados productos. En esta zona se encuentran las tradicionales “casas tubo” de Hanoi, estrechas, altas y alargadas hacia el fondo, que suelen servir de residencia y negocio a las familias que las habitan. En este maremágnum de tiendas, boutiques y restaurantes locales que conforman el abigarrado casco histórico de la ciudad, el tráfico de vehículos y el ir y venir de personas puede llegar al paroxismo. Sin lugar a dudas, una de las experiencias más impactantes de la ciudad y uno de los lugares que ver en Hanoi.

Barrio antiguo de Hanoi

La zona colonial de Hanoi

Con la llegada de los franceses a finales del XIX también llegó a la ciudad una nueva forma de concebir la arquitectura y el urbanismo. Durante el período colonial, hasta mediados del siglo XX, la ciudad vio surgir junto al lago Hoam Kiem, adyacente al barrio antiguo, nuevos barrios de arquitectura afrancesada con preciosos edificios de oficinas públicas o residencias. Estas nuevas construcciones estaban casi siempre destinadas a funcionarios y empresarios recién llegados de la metrópoli, o a las clases pudientes autóctonas, ligadas al poder colonial. Las calles se tornaron más grandes, con asfalto, alcantarillado y alumbrado público confiriendo a algunas zonas de Hanoi el aspecto de una ciudad centroeuropea. Con el tiempo el barrio francés se ha convertido en una de las zonas más exclusivas de la ciudad, con gran cantidad de restaurantes, galerías de arte y boutiques. Aquí se encuentra el famoso centro comercial Trang Tien Plaza, todo un icono de la ciudad, que destaca por ser el más antiguo de Hanoi, situado en un bello edificio colonial de varias plantas y especializado en marcas de lujo como Cartier, Bulgari y Vuitton. Pasear por la zona francesa de Hanoi, de estructura urbanística armónica, con sus calles amplias, llenas de bulevares con árboles y preciosas villas con jardín hará las delicias de cualquiera que visite la ciudad.

El lago Hoan Kiem de Hanoi

El Hanoi de la independencia

La famosa plaza Ba Dinh, uno de los hitos de la arquitectura contemporánea de Vietnam, es famosa tanto por los magnos edificios que la conforman como por aunar de manera inmejorable monumentalidad, zonas verdes y diseño arquitectónico. La plaza ha sido lugar de importantes eventos históricos como el levantamiento contra los franceses en el XIX y la proclamación de la independencia de la República Democrática de Vietnam en 1945. Aquí se encuentran edificios tan diversos como el moderno mausoleo de Ho Chi Minh, auténtico lugar de peregrinación, el Museo de Ho Chi Minh y la antigua Pagoda del Pilar Único, así como el cercano Palacio Presidencial y la casa-palafito de Ho Chi Minh, entre muchos otros.

Los barrios modernos de la capital

A poco más de media hora del centro se encuentra la Hanoi contemporánea, formada por barrios periféricos modernos que sorprenden por su estilo occidental, donde es posible vivir, comprar, disfrutar del ocio y practicar deportes cual si estuviéramos en un mundo aparte de la Hanoi tradicional. Se trata de una nueva adaptación al terreno de la capital de las ideas del urbanismo foráneo. En el caso del grupo de edificios de estilo neoclásico del complejo Vinhomes Royal City, estos recuerdan a elegantes palacios europeos. Sus 30.000 m² están llenos de piscinas, esculturas, espacios verdes y zonas infantiles. Por su parte, los modernos edificios de Vinhomes Times City recuerdan a sitios similares en Singapur. De pretensiones eco-friendly, suelen ser los preferidos por los jóvenes que quieren disfrutar de un estilo de vida moderno. En otra línea, Vinhomes Riverside, de casitas bajas situadas a lo largo de canales y lagos y plagado de zonas verdes, semeja a las urbanizaciones americanas de zonas como la Florida, al tiempo que recuperan el tradicional apego de la ciudad al medio acuático. Otros numerosos complejos a lo largo y ancho de la ciudad, como Ecopark, Ciputra, The Manor o Park City, cada uno con su idiosincrasia, nos advierten de que los tiempos han cambiado, pero que Hanoi, como siempre, no está dispuesta a quedarse atrás.

Barrios modernos de Hanoi

La Hanoi monumental

La ciudad posee aún importantes testimonios de su pasado histórico. Poco queda ya de la antigua capital, la ciudadela de Thang Long. Aún así, los enormes trabajos de recuperación de las fortificaciones y los antiguos cimientos, hacen que merezca la pena visitarla para hacerse una idea de lo que supuso en su momento. Además, en su zona sur se encuentra el conocido Templo de la Literatura, la primera universidad de Vietnam, un hermoso complejo de edificios y jardines, donde se formaban las clases altas del país y se realizaban los exámenes para formar parte del funcionariado del emperador.

La Hanoi cultural

Como capital de un gran país, la ciudad posee una importante actividad cultural. Sitios como el Museo Etnológico de Vietnam, donde conoceremos de cerca la vida y costumbres de las diferentes etnias del país, el interesante Museo de la Historia Militar de Vietnam, o el singular Museo de las Mujeres, dedicado a ensalzar el importante papel jugado por las mujeres en la historia del país, satisfarán la necesidad cultural de cualquier viajero. El Museo de Bellas Artes es un sitio espléndido para entrar en contacto con la vibrante escena artística de la ciudad. De igual manera, los institutos culturales de países extranjeros como el Japan Foundation, el francés  L’Espace o el alemán Instituto Goethe Institut  (también hogar del Doc-Lab, un centro de cine experimental) son lugares donde podremos ver de cerca la escena cultural y visitar alguna que otra exposición. Si no nos parece suficiente, siempre podemos acudir a galerías locales como Nguyen Art Gallery,  Mai Gallery  y Apricot Gallery. Espacios como Tadioto y Manzi, también funcionan como cafés artísticos donde podremos asistir a exposiciones, películas, música en vivo y actuaciones variadas, así como contactar con artistas locales.

La Hanoi sagrada

Como no podía ser menos, Hanoi también ha sabido preservar gran parte de los templos y lugares sagrados que se han construido en la ciudad desde tiempos inmemoriales. De todos ellos son especialmente curiosos los “Hang Long Tu Tran”, cuatro templos construidos como puerta de entrada a la antigua capital, en cada uno de los puntos cardinales. El Quan Thanh, templo taoísta situado al norte, está dedicado al dios Trang Vu, que ayudó al rey Le Tong, héroe nacional, a luchar contra los ejércitos chinos. El templo budista de Bach Ma o “del caballo blanco”, al este, el Kim Lien o “Loto Dorado”, en honor de los ancestros del pueblo, en el sur, y el Voi Phuc o “templo del elefante arrodillado”, en el oeste. Uno de los templos más famosos de toda la capital es el Ngoc Son, en el lago Hoan Kiem. Este templo budista es uno de los más fotografiado por su peculiar belleza. Dispone de un hermoso puente de acceso y ofrece una sorprendente atmósfera de recogimiento y devoción en pleno corazón de la ciudad. El templo Quan Su, en la calle homónima, sede central de la comunidad budista de Vietnam. Construido en el Siglo XV, fue embajada para los extranjeros, muchos de ellos budistas, que llegaban a la ciudadela, de ahí su advocación. El templo budista de Tam Quoc, situado en medio del lago Tay y rodeado de bellos jardines, es un prodigio de armonía y equilibrio. Construido en el siglo VI, su pagoda de color rojo, el color de la suerte para los chinos y vietnamitas, es una de las más bonitas de todo Vietnam.

Templos más famosos de Hanoi

La Hanoi gastronómica

Hanoi ofrece un amplia oferta gastronómica que se os puedan ocurrir para disfrutar de una buena comida o cena. Desde los puestos a pie de calle y los sencillos restaurantes locales, donde podréis probar todo tipo de comida tradicional, hasta los más modernos restaurantes en las zonas altas de los rascacielos, pasando por los sofisticados restaurantes de fusión, de comida francesa, o de comida típica de Vietnam a la carta, generalmente en locales con mucho encanto, tenéis todo un mundo para explorar. Sin duda, Hanoi es una aventura culinaria.

Esperamos que estas informaciones sobre la capital de Vietnam, Hanoi, os hayan servido de estímulo para venir a conocer esta hermosa y exótica ciudad, ejemplo de cómo se pueden conservar las tradiciones a la vez que se incorporan nuevas formas de vida. Hanoi tiene ese encanto especial de las ciudades con solera, respetuosas de lo suyo, pero abiertas a todo lo innovador susceptible de volverse propio. Más de mil años de su historia lo demuestran.

Si os ha gustado este artículo, os agradeceríamos que lo compartieseis en las redes sociales, para que sirva de inspiración a todos aquellos que estén planeando su viaje de turismo a Vietnam.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*