Vietnam en 15 días: que visitar e itinerario | Siamtrails
 
Siamtrails

Vietnam en quince días: que visitar e itinerario

En este artículo os proponemos una ruta para visitar Vietnam en quince días, a través de sus principales atractivos. Sabemos que es difícil establecer un itinerario capaz de abarcar un país con tanto patrimonio histórico, con una naturaleza privilegiada y una cultura tan fascinante. Aun así, estamos seguros de que este viaje por Vietnam os permitirá llevaros con vosotros de vuelta a vuestras casas la esencia de este exótico país, porque recorre sitios históricos y lugares de la naturaleza que han sido claves en la construcción de su identidad.

itinerario de vietnam en 15 días

A la hora de plantearse un viaje por Vietnam, consideramos importante disponer de una panorámica completa del país. Por esa razón, nuestro viaje explora, en primer lugar, la zona del norte, donde la cultura es más recia, marcada por un clima ligeramente más frío que en el resto del país, y la cercanía de la cultura china ha sido siempre determinante. Aquí se encuentra la capital, Hanoi, y sitios patrimonio de la naturaleza como el valle de Mai Chau, Ninh Binh o la bahía de Ha Long. En segundo lugar, nuestra ruta nos lleva al centro del país, para sumergirnos en la época imperial de Hué, ciudad cuna de emperadores y sede de un importante patrimonio. Hué, Hoi An y Danang, son lugares que nos harán comprender el alto nivel alcanzado por el imperio vietnamita. Finalmente, la zona sur nos sumerge en el Vietnam más cosmopolita de Ho Chi Minh y en la exuberancia del delta del Mekong, un lugar singular, a medio camino entre la tierra y el agua. Parques naturales, ciudades históricas y modernas metrópolis, formas de vida de antaño que todavía sobreviven a los efectos de la globalización, Vietnam es un auténtico mosaico donde lo antiguo y lo nuevo conviven sin exclusión.Todo un ejemplo de cómo conservar la tradición, al tiempo que se incorporan los nuevos aires de la modernidad. Con una ruta por Vietnam de 15 días que abarque todo esto os podéis dar más que por satisfechos, ya que habréis conocido buena parte de lo más interesante del país

Hanoi(3 Días)

Nuestra ruta en quince días por Vietnam comienza en la capital del país, una ciudad que se puede calificar como castiza, apegada a la tradición, que ha sido testigo de momentos cruciales en la vida del país. La visita al barrio antiguo, de calles abigarradas y llenas de vida, nos mostrará la influencia de la tradición gremial, ya que los comercios se agrupan en calles especializadas, como la calle de la seda o de las joyerías. El toque cosmopolita de la ciudad se lo otorga el cercano barrio francés, donde abundan las embajadas, villas de lujo y boutiques exclusivas, con un urbanismo amplio de avenidas y bulevares arbolados al estilo de París. El reciente pasado histórico de Vietnam se adivina en lugares como la grandiosa plaza Ba Dinh, construida durante la época comunista, sede de edificios gubernamentales y del mausoleo del querido dignatario Ho Chi Minh. Mientras que el pasado imperial de la ciudad persiste en sitios como El Templo de la Literatura, la primera universidad de Vietnam en el siglo XV, y los restos de la Ciudadela Imperial. Finalmente importantes lugares de culto, como la Pagoda de un Solo Pilar o la Pagoda Tram Quoc, nos confirmarán la relevancia del aspecto religioso en la capital. Hanoi es una ciudad para caminar y descubrir, llena de bellos lugares, como el céntrico lago Hoan Kiem o los jardines que rodean el lago Ho Ty, donde podremos descansar del “caos organizado” de la ciudad. Con una gran oferta gastronómica y comercial, Hanoi es una ciudad culta, que le gusta saber de sí misma y mostrarse a través de sus muchos museos, como el Museo de las Mujeres, el Museo de Historia de la Ciudad o el Museo de Bellas Artes, entre otros. Mucho más que un simple lugar de paso, Hanoi es una ciudad bulliciosa y alegre, que nos sorprenderá por su vitalidad y entusiasmo.

Ciudad ed Hanoi, capital de Vietnam

Valle de Mai Chau(1 Día)

Mai Chau, a ciento cincuenta kilómetros al suroeste de Hanoi, es la contrapartida de estrés de la capital. Este valle de inmensos arrozales verdes encerrados entre montañas es lugar de residencia de  minorías étnicas de Vietnam, los Tay, los Mong y los Hmong. Aquí, el tiempo discurre más lento, mientras las gentes del valle se dedican a ocupaciones tradicionales relacionadas con la agricultura. No hay nada como dar un paseo en bicicleta y perderse por los arrozales, mientra contemplamos a los campesinos afanarse en los cultivos, ayudados por los búfalos de agua, o visitamos los distintos pueblos que se van sucediendo, cuyos moradores nos saludarán con gesto amable. La buena gestión de la actividad turística en la zona, ha conseguido que el valle no esté tan saturado como el de Sapa. De hecho, gran cantidad de sus habitantes complementan sus ingresos dando alojamiento o sirviendo comida vietnamita tradicional  en sus propios hogares, lo que supone una excelente toma de contacto con la cultura de estas afables gentes. De igual modo, la venta de artesanía en el mercado local, como los preciosos brocados que elaboran las mujeres del valle, es otro tipo de actividad económica que se ha procurado incentivar, como ayuda para mantener la integridad cultural de la zona. Los paseos en balsa de bambú por el río, el senderismo o el paseo relajado, completan una oferta dedicada a la contemplación y conservación de la naturaleza, de fuerte orientación sostenible. Sin lugar a dudas, la belleza de Mai Chau y la tranquilidad de sus pueblos hacen del valle un lugar especial, donde aún es posible entrar en contacto con la esencia del Vietnam más rural y un lugar imprescindible en nuestra ruta por Vietnam en quince días.

Paisajes de Ninh Binh y Trang An(1 Dia)

Dentro de las maravillas naturales que alberga Vietnam, la provincia de Ninh Binh, en el delta del río Rojo, ocupa un lugar de honor. Este es un sitio de belleza privilegiada, donde el ritmo de la vida discurre plácidamente, al son que marca la naturaleza. La zona se caracteriza por mostrar formaciones rocosas kársticas de gran altura que salpican el paisaje, creando un paisaje hipnótico, casi surrealista. Sede de importantes parques naturales como Tam Coc, Trang An, Van Long y Cuc Phuong, Ninh Binh se distingue por favorecer un turismo ecosostenible, caracterizado por una marcada preocupación por el entorno y el medio ambiente. De todos los parques de la zona, Trang An es el que está menos masificado. Este complejo paisajístico se compone de una sucesión sin fin de islas, ríos y canales, adornados con inmensos farallones cubiertos de vegetación. La mejor manera de visitarlo es a bordo de un sampán, una embarcación tradicional, y dejarse llevar, contemplando desde la cubierta los valles medio sumergidos, llenos de pueblos, grutas, templos y arrozales. De igual modo, no debemos dejar pasar la oportunidad de dar un paseo en bicicleta por los arrozales. Así podremos descubrir sitios alejados de la ruta principal y entrar en contacto con los habitantes de la zona, que nos sorprenderán por su cercanía y amabilidad.

Paisajes de Trang An

Bahía de Ha Long(1 Día)

Nuestro viaje por el norte de Vietnam finaliza en la bahía de Ha Long, considerada como una de las maravillas de la naturaleza mundial y un lugar que no podemos dejar de lado en nuestra ruta por Vietnam en quince días. La llegada a la zona de la bahía es impactante en sí misma, ya que pasamos a través de los fértiles arrozales del delta, donde se van sucediendo pueblos preciosos, cuyos moradores disfrutan de una apacible vida rural. Finalmente, cuando llegamos, ante nosotros aparece uno de los paisajes más bellos del mundo, conformado por cientos de formaciones kársticas que emergen por doquier del agua, en toda la inmensidad de la bahía. Objeto de culto artístico desde antaño, la bahía de Ha Long ha servido de inspiración a poetas y pintores que han tratado de captar su magnificencia. Nada mejor que embarcarse en un junco, la embarcación tradicional, e internarse en las aguas de la bahía para ir descubriendo los secretos que guarda en su interior. Las caprichosas formas rocosas, como la Isla de Perro o la Isla de la tortuga, las villas pesqueras flotantes, las islas con lagos interiores y, sobre todo, las espléndidas panorámicas desde la embarcación, harán de nuestra travesía un viaje inolvidable. Y, por si todo esto fuera poco, Ha long ofrece todo un mundo de posibilidades para los amantes de realizar actividades al aire libre, bien sea kayak, senderismo, escalada, buceo o natación. Definitivamente, la bahía de Ha Long es un broche de oro a nuestra visita al norte de Vietnam.

Bahía de Halong

Hué(2 Dias)

Nuestra siguiente etapa en esta ruta de Vietnam en quince días nos traslada en avión al centro del país. Nos dirigimos a la ciudad de Hué, donde se encuentra la Ciudad Imperial o Dai Noi, capital del imperio Nguyen en el siglo XIX. Un impresionante recinto fortificado con altos muros y grandes fosos, que alberga en su interior lo que en su día fue el centro de poder de la dinastía Nguyen. Construida a semejanza de la Ciudad Prohibida de Pekín, los palacios, teatro, biblioteca, bellos jardines y lagos artificiales como el Tinh Tan, de la ciudadela imperial constatan el alto nivel de refinamiento alcanzado por la corte Nguyen. Todo en Hué sigue un plan establecido, un orden prefijado por las normas del Feng Shui, que determinan la especial disposición de los edificios. El mejor ejemplo son las casas jardín de los alrededores de la ciudad, casas de la nobleza construidas en íntima unión con la naturaleza, o los mausoleos reales de emperadores como Minh Mang y Tu Duc, que se distribuyen a lo largo del río Perfume y cuyas construcciones siguen de cerca el modelo de la ciudadela. Sitios de culto como la Pagoda de Nuestra Señora Celestial, famosa por su alta torre de forma octogonal, completan una travesía por el río Perfume que revelará los secretos mejor guardados de esta bella ciudad. Un paseo por el mercado de la ciudad, el Dong Ba, será un buen final a nuestra visita a Hué y nos servirá para conocer de cerca la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad y comprar algunos souvenires como recuerdo de nuestro viaje a Vietnam.

Hoi An(2 Dias)

La ruta por carretera hacia Hoi An está llena de atractivos como el paso del Hai Van, conocido con el sobrenombre del “océano entre las nubes”. Se trata de un antiguo paso fronterizo fortificado, que dividía los reinos Champa y Dai Viet. Situado en lo alto de la cordillera, las vistas de la costa que se tienen desde esta atalaya son impresionantes. Una vez superado el Hai Van, nos encontramos con la península de Son Tra, desde donde se ve la bahía de Danang, la pujante ciudad cuya playa sirvió de lugar de recuperación para las tropas americanas durante la Guerra de Vietnam. Las vistas de Danang son especialmente buenas desde este promontorio costero donde se sitúa la Pagoda de Linh Ung, cuya característica más sobresaliente es una enorme estatua de Buda de sesenta y siete metros, que ofrece su protección a los marineros. Dejamos atrás Danang y nos encaminamos a Hoi An. Una coqueta ciudad portuaria que mantiene casi intacto su casco histórico, lleno de edificios singulares y que no debemos obviar en nuestra ruta de Vietnam en quince días. Las residencias familiares Phung Hu o Tan Ky, mantenidas a lo largo de generaciones, y los edificios de asambleas, como la de Phuc Kien, construidos por los mercaderes chinos, nos dejarán impactados por la riqueza de la decoración y la acertada mezcla de estilos arquitectónicos. Por otra parte, el famoso Puente Japonés Cubierto, con más de cuatrocientos años a sus espaldas y símbolo de la ciudad, nos descubrirá la relevancia alcanzada por la comunidad japonesa. La cosmopolita historia de esta ciudad, parada obligatoria en las rutas internacionales de la seda y la cerámica desde el siglo XVI, ha dejado un profundo legado histórico, palpable en el Museo de Historia o el Taller de la Seda. Como complemento a nuestra visita, podemos aprovechar para pasear el casco histórico, realizar compras en alguna de las sastrerías a medida, visitar el colorido mercado de la ciudad o alquilar una bicicleta para visitar los alrededores de Hoi An y adentrarnos en los pueblos aledaños. Si preferimos optar por una salida más larga, podemos desplazarnos hasta el Santuario de Myson, un conjunto de setenta templos de origen hindú, erigidos por los reyes champa entre el siglo IV y el XIV, a unos cuarenta kilómetros de la ciudad. Un ejemplo singular de las culturas existentes en la zona, previa expansión del Dai Viet, el reino del norte que está en el origen de Vietnam.

Localidad de Hoi An

Ho Chi Minh(3 Dias)

Nuestra siguiente etapa nos traslada en avión desde el aeropuerto de Danang al sur del país, a Ho Chi Minh, la ciudad más grande de Vietnam, de espíritu sofisticado y cosmopolita. El pasado colonial francés se adivina en los bellos edificios que jalonan el Distrito 1 (el corazón de HCMC), como la famosa Oficina de Correos, el edificio de la Ópera y el Ayuntamiento. Todos ellos demuestran la importancia alcanzada por Saigón cuando era el centro de control de la Indochina francesa. De arquitectura mucho más discreta, el mercado de Ben Thanh también forma parte del grupo de construcciones coloniales. De principios del siglo XX, es el más grande de la ciudad y el más frecuentado por los turistas, ya que aquí se puede comprar prácticamente de todo: comida, souvenirs, ropa, etc. Los grandes hechos históricos acaecidos durante la era comunista se hacen evidentes en el Palacio de la Reunificación, de moderna arquitectura y escenario de la rendición de Vietnam del Sur, primer paso para la reunificación del país. Bastante cerca se encuentra el Museo de la Guerra, excelente lugar si queremos profundizar en nuestros conocimientos sobre la Guerra de Vietnam. Y, si aún nos hemos quedado con ganas de saber más, no podemos perdernos los famosos Túneles de Cu Chi, a cuarenta minutos del centro, en las afueras de la ciudad. Estos túneles estrechos y lóbregos fueron excavados por los vietnamitas para atacar por sorpresa a los soldados americanos. La zona se ha convertido en un parque temático donde se muestra parte de los túneles, exposiciones de objetos, maquetas y mapas, que nos darán una visión del día a día en este intrincado laberinto, donde llegaron a vivir hasta diez mil personas. Finalmente, os recomendamos no dejar la ciudad sin antes visitar la singular Pagoda del Emperador de Jade o Dien Ngoc Hoang. Erigida por la comunidad cantonesa, es un bello lugar de culto con multitud de elementos arquitectónicos, como tejas cerámicas y preciosistas tallas de madera, que nos recuerdan la influencia de la cultura china en la ciudad. Como veis, la cantidad de atractivos que tiene Ho Chi Minh justifica plenamente su inclusión en nuestra ruta de Vietnam en quince días.

Catedral de Ho Chi Minh

Delta del Mekong(2 Dias)

A tan solo dos horas de Ho Chi Minh se encuentra el delta del Mekong, una zona pantanosa creada por la acción de los sedimentos del Mekong y sus tributarios durante miles de años. Sitios como Ben Tre permiten conocer de cerca la vida de los habitantes del delta, quienes han tenido que adaptarse a un medio tan complejo para poder realizar las más simples labores cotidianas. Nada como tomar una barca y adentrarse en la red de canales, rodeados de una vegetación exuberante, para sentir de cerca la intensidad de la vida en el delta. Conocida como la “tierra de los cocoteros”, Ben Tre es famosa por sus huertos y jardines de frutales, los caramelos artesanos de coco y la presencia de los Xe Loi, los famosos carritos motorizados habituales en las poblaciones del Delta. La siguiente parada es Can Tho, la capital del delta, famosa por su moderno puente sobre el río Hau y por ser el mayor centro productor de cereales de Vietnam. Desde el conocido embarcadero de Ninh Kieu, construido durante la colonia y antiguo Muelle de Comercio, podemos tomar una embarcación y recorrer los numerosos canales que surcan la ciudad, para tomar contacto con su estructura urbana. Además, en la zona del embarcadero se encuentra el mercado de la ciudad, donde podremos contemplar de cerca el día a día de sus habitantes, que acuden aquí a proveerse de todo lo necesario y un bonito paseo a lo largo del río, donde ver pasar el incesante tráfico de embarcaciones. Si os apetece ver algo realmente llamativo, no dejéis de visitar el mercado flotante de Cairang. Muy temprano por la mañana, es uno de los más impactantes de Vietnam y alcanza dimensión internacional, ya que acuden embarcaciones de países cercanos a comerciar con los lugareños. Y si queréis ver una joya de la arquitectura del delta, no dejéis de visitar la Casa Bin Thuy. A cinco kilómetros de Can Tho se encuentra esta casa de mercaderes del siglo XIX, mezcla de estilo francés y chino, que sirvió de localización para la película “El Amante”, basada en la novela de Marguerite Duras. La construcción es todo un ejemplo de adaptación al medio y pone de manifiesto el estilo de vida de las clases altas del delta durante la colonia. Nuestra visita al delta finaliza obligatoriamente en la ciudad de My Tho, a dos horas de Ho Chi Minh. Aquí se encuentra la Pagoda Vinh Trang, de principios del siglo XIX, gran ejemplo del sincretismo religioso habitual en Vietnam, ya que posee elementos arquitectónicos vietnamitas, camboyanos, chinos y japoneses. Este será un formidable epílogo a nuestro viaje por el delta, una región a medio camino entre la tierra y el agua, ejemplo de la capacidad de superación y la habilidad para superar las dificultades, inherentes al pueblo vietnamita.

Esperamos que esta propuesta de ruta por Vietnam en quince días os haya gustado y haya servido para motivaros a conocer este maravilloso y exótico país. Somos conscientes de la dificultad que conlleva plantear un itinerario de estas características en un territorio tan rico y completo como el de Vietnam. Aun así, este viaje de quince días os permitirá entrar en la esencia del país, ya que recorre sus principales atractivos, aquellos que han ayudado a conformar el espíritu de esta gran nación del sudeste asiático.

Si os ha gustado este artículo, os agradeceríamos que lo compartieseis en las redes sociales, para que sirva de inspiración a aquellas personas que estén planeando viajar a Vietnam.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*